fbpx

Las ventas de autos se desploman en el octubre negro

Según datos extraoficiales, el pasado mes de octubre se habría registrado una caída cercana al 25% en la venta de vehículos nuevos en Chile, gatillada, principalmente, por los últimos acontecimientos ocurridos en el país. Con ello, la proyección para 2019 se vuelve ajustar a la baja.

“Sin duda es una caída que no se estimó a inicios de octubre, fue sorpresiva y muy rápida, principalmente explicado por el impacto en el comercio que hubo en las últimas dos semanas”. Sebastián Troncoso, director de marketing de Nissan Chile, analiza los casi 25 puntos porcentuales que cayeron las ventas de autos nuevos en octubre, en comparación con el mismo mes de 2018, cifra que se convierte en la mayor caída del año y una de las mayores de la década.

El dato no es menor. Para encontrar un descenso tan brusco en las matriculaciones, hay que remontarse a fines de 2014, cuando en noviembre, según cifras de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), las ventas bajaron 29,4% en comparación con el mismo mes de la temporada anterior. Luego, en enero, la crisis financiera provocó que la venta de autos nuevos descendiera 30,2%, lo que hasta ahora es la mayor caída de los últimos años.

Para explicar en parte esta situación, Jean Anwandter, gerente de marketing de Hyundai, comenta que “un alto porcentaje de las ventas de volumen de las marcas nacionales se dan en los espacios de los centros comerciales destinados a la comercialización de autos, y varios de ellos no abrieron en todo este período”.

Es que, según cifras extraoficiales, se estima que habrían sido alrededor de 4.000 unidades las que se dejaron de vender la última quincena de octubre, bajando a unas 28 mil unidades aproximadamente de las 32 mil unidades proyectadas para el décimo mes del año.

Sobre las expectativas, Gustavo Colossi, director comercial de General Motors, precisa que “para noviembre proyectamos un mes con desaceleración, sin embargo, para diciembre esperamos ventas del orden de las 28 mil a 30 mil unidades”. Para Ben Díaz, director de comunicaciones de Porsche Chile, “habrá que seguir los efectos del tipo de cambio, que es otro factor importante para el desenlace del año”.

Con esos números, la proyección para 2019 cambió abruptamente. Si hasta septiembre se estimaba un total de 380 mil unidades -lo que implicaba una caída cercana al 7% respecto de 2018-, hoy varios ejecutivos hablan de un número bastante menor, lo que se traduciría en una caída de 13% para el mercado nacional. Otra vez, una baja solo comparable con lo vivido en 2014 (-10,7%) y 2015 (-16,4%).

A pesar de estos negativos números, si se concretan las 365 mil unidades que proyectan algunas firmas, 2019 será el segundo mejor año de la historia de la industria.

» Ventas de autos con el foco en la estabilidad

Durante los últimos tres meses del año, en general, se generan los mayores volúmenes de ventas. Sin embargo, para los ejecutivos el foco no estará en la llegada de nuevos modelos ni en campañas publicitarias, sino en dar estabilidad a los clientes y concesionarios.

Según Ben Díaz, “estamos trabajando mano a mano con nuestros socios estratégicos y concesionarios para poder generar las acciones e instancias necesarias y así poder ayudar a la sana reactivación de las ventas”.


“Sin duda es una caída que no se estimó a inicios de octubre, fue sorpresiva y muy rápida, principalmente explicado por el impacto en el comercio que hubo en las últimas dos semanas”. Sebastián Troncoso, director de marketing de Nissan Chile, analiza los casi 25 puntos porcentuales que cayeron las ventas de autos nuevos en octubre, en comparación con el mismo mes de 2018, cifra que se convierte en la mayor caída del año y una de las mayores de la década.

Ventas de autos

El dato no es menor. Para encontrar un descenso tan brusco en las matriculaciones, hay que remontarse a fines de 2014, cuando en noviembre, según cifras de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), las ventas bajaron 29,4% en comparación con el mismo mes de la temporada anterior. Luego, en enero, la crisis financiera provocó que la venta de autos nuevos descendiera 30,2%, lo que hasta ahora es la mayor caída de los últimos años.

Para explicar en parte esta situación, Jean Anwandter, gerente de marketing de Hyundai, comenta que “un alto porcentaje de las ventas de volumen de las marcas nacionales se dan en los espacios de los centros comerciales destinados a la comercialización de autos, y varios de ellos no abrieron en todo este período”.

Ventas de autos

Es que, según cifras extraoficiales, se estima que habrían sido alrededor de 4.000 unidades las que se dejaron de vender la última quincena de octubre, bajando a unas 28 mil unidades aproximadamente de las 32 mil unidades proyectadas para el décimo mes del año.

Sobre las expectativas, Gustavo Colossi, director comercial de General Motors, precisa que “para noviembre proyectamos un mes con desaceleración, sin embargo, para diciembre esperamos ventas del orden de las 28 mil a 30 mil unidades”. Para Ben Díaz, director de comunicaciones de Porsche Chile, “habrá que seguir los efectos del tipo de cambio, que es otro factor importante para el desenlace del año”.

Con esos números, la proyección para 2019 cambió abruptamente. Si hasta septiembre se estimaba un total de 380 mil unidades -lo que implicaba una caída cercana al 7% respecto de 2018-, hoy varios ejecutivos hablan de un número bastante menor, lo que se traduciría en una caída de 13% para el mercado nacional. Otra vez, una baja solo comparable con lo vivido en 2014 (-10,7%) y 2015 (-16,4%).

Más sobre Mercado automotor

A pesar de estos negativos números, si se concretan las 365 mil unidades que proyectan algunas firmas, 2019 será el segundo mejor año de la historia de la industria.

» Ventas de autos con el foco en la estabilidad

Durante los últimos tres meses del año, en general, se generan los mayores volúmenes de ventas. Sin embargo, para los ejecutivos el foco no estará en la llegada de nuevos modelos ni en campañas publicitarias, sino en dar estabilidad a los clientes y concesionarios.

Según Ben Díaz, “estamos trabajando mano a mano con nuestros socios estratégicos y concesionarios para poder generar las acciones e instancias necesarias y así poder ayudar a la sana reactivación de las ventas”.

Para Jean Anwandter, “el daño ya está hecho y hoy hay que buscar las formas para revertir el momento y que el impacto sea el menor posible. Hoy estamos comenzando noviembre con casi todos los locales abiertos, pero claramente el consumidor no está con la misma confianza para comprar un auto y todas las pymes que fueron afectadas y tenían en el horizonte hacer una inversión en un vehículo, hoy claramente tienen otras prioridades”.

Sobre lo que puede venir en las ventas de autos, Gustavo Colossi agrega que “en estos dos meses apuntamos a entender la situación de los clientes que están buscando un vehículo y, por lo mismo, ofreceremos alternativas más flexibles para su adquisición”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *